05 septiembre 2013

El personaje es tuyo y te lo fo... cuando quieras

Que las grandes compañías de cómics tienen una política sobre la pertenencia de sus personajes y una historia de injerencia en las decisiones sobre ellos, unas veces extrema otras muy laxa, no es nada nuevo. De hecho basta recordar aquel momento Image y demás.

Parecía que después de aquello las cosas se normalizaron ... o quizás no.

Hoy nos hemos despertado con un post en el blog de JH Williams III con lo siguiente:

Unfortunately, in recent months, DC has asked us to alter or completely discard many long-standing storylines in ways that we feel compromise the character and the series. We were told to ditch plans for Killer Croc’s origins; forced to drastically alter the original ending of our current arc, which would have defined Batwoman’s heroic future in bold new ways; and, most crushingly, prohibited from ever showing Kate and Maggie actually getting married. All of these editorial decisions came at the last minute, and always after a year or more of planning and plotting on our end.
We’ve always understood that, as much as we love the character, Batwoman ultimately belongs to DC. However, the eleventh-hour nature of these changes left us frustrated and angry — because they prevent us from telling the best stories we can. So, after a lot of soul-searching, we’ve decided to leave the book after Issue 26.
Básicamente diciendo que tanto él como Haden dejan Batwoman hartos de que DC les cambie en el último momento tramas y personajes, entre ello destaca el hecho de que prohíba terminantemente el hecho de que la protagonista se case con su novia... sí, ¡bollera y pelirroja!.

La verdad es que me tocan bastante las narices cuando pasan cosas así, una cosa es que la editorial mantenga un control sobre sus personajes que debería ser para mantener cierta estructura y coherencia, cosa que nunca hacen y algunas de ellas han dado ya por perdida la batalla (Sí, Marvel te estoy mirando a ti) o lo resuelven periódicamente con reboots que no suelen tener ni pies ni cabeza aunque a veces alguno da la sorpresa, y otra es capar personajes y desesperar a los creativos de esta forma.

Y es una lastima, porque Batwoman era una de las mejores series de los new 52, se notaba la madurez de ambos autores (no voy a comentar que la influencia de su curro en Promethea se nota muy mucho... uy tarde, ya lo he hecho) y habrá que ver si quien tome el relevo es capaz de mantener el nivel.

Además ese detalle de que un cómic que ha ganado varios premios por su sensibilidad LGTB no permita que sus protagonistas se casen... fail.

1 comentario:

fidocho dijo...

Y esto viniendo de la misma editorial que anunció a bombo y platillo lo gayer que era el viejo Lantern... justo dos meses después de que Marvel anunciase la primera boda entre gayers (nunca "boda gay", por favor).
Si no fuera por el Batman de Snyder (nunca me canso de decirlo), le iban a dar mucho por culo a DC.
En una forma correcta y tradicionalmente heterosexual, claro.