01 agosto 2011

Révolution!!!


Casi 8 meses he tardado en encontrar el cómic del año. Que ni con Saló del Còmic de por medio y sin contar las múltiples reediciones en formatos übercarísimos, ni con obras de grandes autores... nada. Ninguno me fascinaba en plan: "OYSH, QUÉ MARAVILLA". Hasta ahora, que me pillé "La Ladrona del Cementerio"(Eric Ormond & Yoann), un poco a ciegas y con total acierto.

No puedo desvelar mucho de esta historia que empieza con una tipa aparentemente boba, que por amor y fanatismo, se enfunda en un traje en plan Catwoman para seguir los pasos de un ladrón (lo que nos gustan los malotes, oigan). Esto ocurre en una Francia ficticia de época, así que pese a la modernidad pop de su planteamiento, no se esperen ustedes ordenadores, hi-tech, ni demás parafernalia.
La historia va evolucionando rapidín, y no se anda con rodeos, por lo que en muy pocas páginas ya descubrimos al ladrón y sabemos las consecuencias que supone la actitud groupie de la prota. En ese punto dices ¿Y ahora qué?¿Y AHORA QUÉEEE?
Pues entonces empieza lo mejor, cuando el inicio pop de la historia, evoluciona a un festival del tripi donde, bajo un discurso socio-político justificadísimo, sus autores arman una trama alucinanda y alucinante en la que cabe todo y más: experimentos genéticos, dictaduras, ladrones, asesinos, lesbianas, travestis, maricas políticas,  presidiarias, cuernos, robots gigantes, riot girls, bandidos, zoofilia, tecnobases secretas bajo tierra, destrucción, orgías, burguesas borrachas... una maravilla que, pese a lo que pueda parecer, no es nada absurda. Sin duda, un must.

No hay comentarios: