04 diciembre 2007

INVINCIBLE.

Robert Kirkman es dios. Que eso te vaya quedando clarito. Y que que con Vaughan y Slott forman con éste la Santísima Trinidad de guioneros venidos de colecciones menores y triunfando en las majors es un hecho (igual que la Santísima Trinidad de la generación anterior siguen siendo Morrison, Ellis y Gaiman). Amén.

¿Y qué hace de Invincible un cómic tan especial? No es original, lo que tienes aquí lleva haciéndose los últimos cincuenta años. Pero ahora se hace mejor. Kirkman parte de la base de reunir todos los clichés habidos y por haber en el género de las mallas y antifaces y los combina con maestría, convierte lo que para tantos es imposible en algo que a primera vista parece sencillo, dejando en bragas a escritores con más solera y renombre que han tenido la chiripa de chupar la polla acertada y escribir colecciones que a priori parecen más suculentas (can ya hear me, Loeb?).

Si eres un neófito en esto de los cómics (de supers o no), poca cosa te podré decir yo que haga que te bajes esta serie (y no, Megaupload no reparte dividendos en mi casa, aunque debería), salvo que Invincible es la serie por la que deberías empezar. Un universo completamente nuevo, sin el lastre de tropecientos años de giros argumentales imposibles ni conexiones absurdas con mogollón de series que ni te van ni te vienen. Todo eso, sí, pero además en esta colección se junta todo (pero todo todo) lo bueno que encontrarás en cualquiera otra: Momentos divertidos, malos malísimos, unos personajes caracterizados con maestría y sobretodo mucho cariño, aventuras espaciales, traiciones de las que escuecen, secretos familiares que dan yuyu, triángulos amorosos, viajes en el tiempo, invasiones extraterrestres, trapicheos gubernamentales... y podría seguir todo el día así.

Por las mil referencias que tiene esta obra de Kirkman se la ha comparado tanto a Spider-Man como a Superman. De Spidey podría sacar que Invincible transcurre en los años en los que Peter Parker estubo en toda su gloria: adolescente al que todo le sale mal, sin un duro, con una extraña suerte para embaucar a auténticas modelos y lidiando con una doble identidad que más es un lastre que un don. Pero donde Spider-Man hace click, Invincible hace clack: Mark Grayson es un adolescente sin problemas de adaptación cuyos poderes son un regalo para él, algo que ya llevaba esperando pues su padre es el superhéroe más famoso del mundo, lo que hace que además no tenga que esconder sus habilidades de cara a la galería familiar.
Del kriptoniano toma su orígen extraterrestre, pero adaptado a las necesidades del amigo Kirkman y dándole tres vueltas de campana sin red a medida que la serie avanza (no es cosa de destriparte aquí uno de los puntos álgidos de la trama). Como ya te dije, todo lo que se haya hecho antes, aquí se hace mejor.

En Invincible puede pasar de todo. Y pasa. Al ser una obra propiedad de su autor, no hay un editor tocanarices intentando justificar un sueldo inmerecido y metiendo baza. Tampoco es una colección que se deje domar fácilmente por los baibenes de la opinión de los lectores (como se puede comprobar por la sección de mail que acompaña a cada número), lo que hace que la visión de Kirkman sea la única y verdadera, él traza la línea por la que discurren todas las historias y tiene muy claro hacia dónde va. Como si de un Chris Claremont se tratase, se permite dejar historias sin concluir, tramas inacabadas para desesperación de algunos (yo, básicamente). Pero mientras al tito Chris se le notaba a la legua que era por lagunas mentales propias de la borrachera de éxito de sus X-Men, estos argumentus interruptus que encontramos en Invincible no son al azar, algunas tramas necesitan de su tiempo para gestarse, crecer y al cabo del tiempo justo, explotarte en las narices dejándote con un palmo de ídems pensando "si es tan fácil, ¿por qué nadie lo ha hecho antes tan bien?".
Porque no son Robert Kirkman. Y porque ellos no tienen a Invincible.

INVINCIBLE 001-004. Family matters.

Mark Grayson es como cualquier chaval de su edad. Estudiante de último año de instituto de familia media americana. Tiene un trabajo basura de media jornada y los fines de semana. Le gustan las chicas... pero no las entiende, no destaca especialmente en clase, disfruta saliendo por ahí con los colegas, durmiendo hasta tarde los sábados... lo típico.
La única diferencia entre Mark y cualquier otro chaval es que su padre es el superhéroe más poderoso del planeta. Y parece que Mark está heredando las habilidades de papá. Afortunadamente, papá Grayson anda cerca para enseñarle cómo utilizar sus nuevas habilidades. Bueno, si no está demasiado ocupado salvando el mundo.
En cuatro números de nada, Mark descubre sus poderes, nos cuenta su orígen (o eso cree él), elige un nombre (Invincible) e incluso conoce a los Teen Team, un grupo de adolescentes con habilidades especiales que combaten el crímen y entre los que encontramos a Robot, Atom Eve, Rex Splode, y Dupli-Kate.
Una historia clásica de superhéroes para ir entrando en calor.

INVINCIBLE 005-008. Eight is enough.

En este arco, Mark tiene un rifirrafe en el espacio con Allen The Alien, un supervisor de planetas (¿?) que por un "ay, mequivocao de ruta" le toma por quien no es y, cumpliendo con su trabajo, lo pone a prueba a base de hostias. También acompañamos al prota de visita a la universidad (donde su amigo William le confiesa que sabe que Mark e Invincible son la misma persona) y consuela a una supercolega con la que ha estado patrullando (Atom Eve, que también va al cole con él) cuando su novio (Rex Splode) le pone los cuernos con Dupli-Kate (todos miembros del Teen Team).
Pero el plato fuerte de la saga llega cuando un conocido miembro del reparto destroza brutalmente a todos los miembros del grupo de superhéroes Guardians Of The Globe sin razón aparente. Mark y la comunidad superheróica no tienen ni idea quién es el asesino.
A partir de ya, las cosas toman un matiz mucho más serio de lo que a priori daba a entender el tono de la serie. Y lo que te queda a partir de aquí, Marky.

INVINCIBLE 008-013. Perfect strangers.

Tras el desastre de los Guardians Of The Globe, el Pentágono decide formar un nuevo equipo que ocupe su lugar, pero esta vez bajo la atenta mirada y las órdenes del Gobierno Estadounidense. Para ello buscan la colaboración de Robot, de los ya desmantelados Teen Team. Como en los mejores números de la JLA-JLE, las entrevistas para el puesto de miembre del equipo no tienen desperdicio. Tras unas pruebas y tal, los elegidos son el mismo Robot, Rex Splode, Dupli-Kate, Black Samson, Monster Girl (impagable toda ella), Shrinking Ray. Por otra parte, Atom-Eve parece que se está colgando de Mark, aunque éste no pierde el tiempo y empieza a salir con otra compañera del insti, Amber.
Lo que el asesino de los Guardians Of The Globe no pensó es que con un miembro llamado Inmortal, no iba a tener tan fácil las cosas. El susodicho Inmortal hace honor a su nick y vuelve con ganas de pelea y explicaciones... para ser literalmente partido por la mitad frente a la cara de "cómo me apretan las bragas" de Invincible.
Y a partir de aquí las cosas ya no volverán a ser lo mismo para nuestro protagonista: un nuevo orígen (pero el de verdad de una puta vez), una paliza de muerte, una traición de las fuertas, un cambio radical en su vida y un nuevo curro... ahora para el Pentágono como agente especial.

INVINCIBLE 014-019. Head of the class.

Agárrate los machos, que esto se acelera: Atom Eve, que parece que siente algo por Mark pero que no ve el momento de demostrarlo ya que este sale con Amber, visitamos el fondo del mar (matarile) donde quieren casar a nuestro Invincible con una sardina, asistimos a los Días del Futuro Pasado, mamá le da al vodka, Angstrom Levy no te suena pero te sonará, un team-up con Capes (el grupo a sueldo que complementará la serie durante bastantes episodios), una visita a Marte que traerá cola, una pelea con il capo de los bajos fondos (ojito con Battle Beast), una despedida y una graduación. Y mamá le pega más y más al Vodka. Pero razones tiene, la pobre.
Y todo esto en sólo seis números de nada. Bendis, deja de llorar, sé un hombre.

INVINCIBLE 020-024. The facts of life.

Atom Eve se da cuenta que hoy en día no eres nadie hasta que no te das una vuelta por Malawi (o cualquier aldea africana llena de moscas y barro), así que se lía la manta a la cabeza y para allí que me voy.
Primer día de Universidad para Mark y su amigo William, pero los problemas parecen acompañar a nuestro Peter Parker mejorado cuando se enfrenta a Reanimen, una mezcla de zombie y robot creado por uno de sus compañeros de clase (¿alguien dijo Von Doom?).
Conocemos a Darkwing, Robot esconde un secreto, el orígen de Allen The Alien (y una paliza de muerte), Amber se entera y Angstrom Levy...



INVINCIBLE 025-030. A different world.

Contactado por la versión canina de Tom Strong (¿?), Invincible se embarca en un viaje que le llevará al quinto coño de la galaxia, en contra de las órdenes del Pentágono, donde quien menos te esperas le pedirá ayuda para salvar un planeta habitado por seres insectoides. Oye, como no te leas los primeros números resumir esto se va a convertir en una tarea harto complicada, no sé a qué esperas.
Para no marear la perdiz, un resúmen de un resúmen: La batalla de su vida (again, sí), los orígenes de la mayoría de los secundarios, una masacre, Robot con sus cosas y tal, un ultimátum muy chungo... y un nuevo hermano.


INVINCIBLE 031-035. Three's company.

Después de los importantes acontecimientos de "A different world" y sus enormes consecuencias, nada mejor para relajarse y descargar una mijina de adrenalina que un quítame acá un par de zombies. O algo así.
Pero si eso no es suficiente, un viajecito hasta África con la chorbi a visitar a una vieja amiga/cuasi rollete parece un buen plan. O algo así.
Mientras Mark anda de visita donde otras compran niños, en casa el día lo salva un nuevo héroe en la ciudad. O algo así.
Pero no todo pueden ser buenas noticias. Angstrom Levy hace por fin su gran jugada, golpeando a Mark donde hasta ahora nadie le había golpeado. Y no duele tanto como una patada en las pelotas, pero tiene que ser lo más parecido. ¿Te acuerdas de la saga de Excalibur "The cross-time caper" (Excalibur 12-25)? Lo mismo pero mejor (again). Eh, y un cruce con Spider-Man. Y el de verdad.

INVINCIBLE 036-041. My favourite martian.

Toca atar cabos. Hace un tiempo que ha desaparecido un compañero de clase de William y Mark ("The facts of life") y a William se le ocurre un plan infalible para dar con él. Aunque "infalible" no siempre funciona como debe. Por el camino nos encontramos con los Reanimen, que les ofrecen a nuestros protagonistas un momento Kodak de esos que se te quedan.
Robot, sin secretos ya, empieza un teenie affair con otro miembro de los Guardians of the Globe, nos encontramos un rifirrafe nuclear, una invasión marciana, un héroe desenmascarado, Amber pierde las ganas, una masacre (otra), a kiss it's just a kiss (o no), desmembramientos (muchos), una amenaza durmiente... y un dejà vu de los X-Men.


INVINCIBLE 042-046. Out of this world.

Y así es como llegamos a la última saga publicada hasta ahora (el número 46 es el de este mismo mes)
En el apartado personal Mark tiene que hacer frente a un par de cambios muy importantes, uno de ellos lo esperábamos desde el principio de la serie pero la forma sencilla, directa y clara de solucionarlo hace que la espera haya merecido la pena. El otro... era de preveer, pero no tan pronto.
En lo concerniente a la parte superheróica, cuando parecía que al pobre Invincible ya no le quedaban más enemigos por combatir, o que éstos no podían ser ya más jodidos viene Kirkman y te da una hostia en toa la cara.
El primer número de esta saga se publicitó como "new reader friendly" dado el éxito que ha ido consiguiendo la serie, e incluye un resúmen de lo acontecido hasta la fecha, aunque yo sigo recomendando no perderse ni un solo capítulo de la vida de Mark Grayson y sus alrededores. Te gustará, lo sé. Es un consejo de amigo.


BONUS:
The Official Handbook Of The Invincible Universe. Para que no se te escape ni uno de los personajes creados por Kirkman para "probablemente la mejor serie de superhéroes del universo".

4 comentarios:

QuijoteExiliado dijo...

Joer, q completo todo!

Tendré q ponerme manos a la obra y leermelo todo

Fido dijo...

200% recomendable. En el post he obviado que Kirkman también ha hecho auténticos truñazos (Jubilee) pero es que Invincible es un punto y aparte. En un finde me he devorado la colección enterita.

Proudstar dijo...

Qué grande eres, nene! Me lo pienso leer durante el puente... entre resaca y resaca.

Fido dijo...

Con Invincible sube más.