26 agosto 2015

Lucifer, comida basura bien hecha.


Antes de nada, pongámonos en antecedentes: No me he leído ni un comic de Lucifer. Pero ni uno oiga. El único contacto que he tenido con el personaje en su versión de DC ha sido en las páginas de Sandman porque... bueno, porque soy lector de comics. ¿Como no iba a leer Sandman? Bitch, please...

Pero me da a mi en la nariz que casi estoy mejor así, sobre todo después de haber visto el piloto. Los fans de los comics tienen que estar bien calentitos...

Admito que no sabía que esperar cuando me puse delante del piloto de Lúcifer, ni como querrían enfocarlo. Desde luego, no esperaba lo que yo llamo "la pareja compleja." Habéis visto a la pareja compleja, mil veces. La formula es: poli by-the-book + tío raro con una habilidad especial = caso resuelto a la semana.

Por 25 pesetas, nombre series que sigan esta fórmula: White collar. El mentalista. Castle. Numbers...

La serie comienza en el punto que lo dejó Gaiman: Lucifer se ha ido del infierno, diciendo que anda que no tiene vacaciones acumuladas y que trabaje Rita, y se va a Los Angeles a poner un club de moda. Por no cambiar demasiado de ambiente, imagino. Otro Angel viene a decirle que sigue teniendo que hacer horas extras y Lucifer le manda a freir espárragos.

Aquí no se sindica ni Dios.

El asesinato de una antigua amiga lanza a Lucifer a buscar al responsable de su muerte para que reciba su castigo (deformación profesional, supongo) hace que se cruce varias veces con una detective que, tras mucho resistirse, acaba aceptando trabajar con Lucifer porque lo exige la trama. Le cogen y hasta la semana que viene. Chimpún.

Si suena un poco tonto, es porque lo es. La trama no es nada que no hayamos visto mil veces, y Lucifer está muy pero muy desprovisto de poderes (Habrá que ver si por su autoimpuesto exilio o simplemente porque no quiere usarlos. Bueno, realmente es por presupuesto, pero digo yo que lo justificarán en algún momento). La poli chica que le da pie para los chistes es tan interesante como un cartón de embalaje doblado. Ni recuerdo quien era el asesino al final. Y creo que había otra demonio con Lucifer... ¿poniendo copas o así? Dos frases tenía la pobre. Salga usted del infierno para esto.

Y sin embargo, os la recomiendo.

Lucifer es jodidamente divertida. Tom Ellis, a quien siempre recordaré con cariño como el amor de Miranda, nos trae un Lucifer fascinante, carismático, seductor y muy sincero. No puedes evitar prestar atención cada minuto que está en pantalla haciendo el bobo. Crees perfectamente porque todas estas personas están fascinadas por él, porque tú también lo estás. Hay ciertos detalles que me encantan de este personaje:

  1. Lucifer no engaña a nadie: Nunca. Ni siquiera cuando le preguntan quien es. Admite directamente que es Lucifer proveniente del infierno (nadie le cree, claro, pero mejor eso que la chorrada de las "identidades ocultas" que ya cansa). Hay una cita sobre Lucifer que dice: "Cuando el diablo quiere algo de ti, no miente. Te dice la verdad literal, exacta. Y te deja encontrar tu camino al infierno."
  2. La elección es siempre tuya: Los humanos son responsables de sus acciones, siempre. Incluso Lucifer lo explica en el episodio. La tentación siempre es resistible. Necesario para el descargo de responsabilidad de nuestro protagonista, pero sigue gustándome que Lucifer no impone nunca su voluntad. "No te aconsejo que te acuestes conmigo, soy como la heroína, muy malo para ti," le dice a una psicóloga que interrogan. Que se acaba tirando, claro.
  3. El pacto: Lucifer siempre cumple sus promesas, en referencia a los típicos pactos satánicos. sin embargo en esta iteracción del personaje es simplemente... porque es así. No hay una fuerza externa que le obligue a hacerlo. Simplemente es que es... ¿majo?
Esta serie, simplemente, no se toma en serio. Tampoco creo que respete muchísimo el material original. Ni debería. Son 50 minutos de risas con una formula ya sobada y un Tom Ellis que ha nacido para hacer esto. No será tu serie favorita, ni la que recomendarás a tus amigos cuando te pregunten por alguna serie. 

Pero será la que veas encantado para desconectar de un día largo comiendo palomitas.

No hay comentarios: