24 julio 2015

what a summer! WHAT A BEAUTIFUL SUMMER!

Mientras que los muggles van cabizbajos y sombríos quejándose de que hace un calor de justicia, a poco friki que seas tienes que estar dando palmas con las orejas. Porque este verano de 2015 está teniendo, al fin, cosas decentes que ver en la época estival. ¡Qué gozada! Año tras año, el verano solo nos traía truñacos y refritos. ¿Os acordáis cuando teníamos que ver True Blood por puro aburrimiento?

Sí, sí, por aburrimiento...

Pues aprovechando que ayer varios amiguetes me pidieron recomendaciones para ver y se me atropellaba la lengua, y que tengo acceso a esta maravillosa página (Esto es lo que pasa cuando se le dan permisos de publicación a cualquiera), dejadme que empiece una larga ofrenda floral a todo lo que nos está trayendo este hermoso verano:



Jonathan Strange and Mr. Norel: La respuesta a la pregunta "¿Cual es la serie inglesa más inglesa que jamás haya existido?" Durante la revolución industrial, la magia regresa a Inglaterra de la mano de dos nuevos magos, que practican el arte de forma que no se ha visto en siglos. Norel, instruido y obsesionado con preservar la respetabilidad de la magia inglesa. Y Jonathan Strange, un impulsivo mago para el que manipular la realidad es un instinto. Justo cuando crees que en esta serie solo hablan con el ceño fruncido, aparece una escena que te deja bocas. Requiere paciencia, ya que va ganando inercia con cada episodio hasta que el último te tiene en vilo.

Y os regalo su juego de emborracharse:
Tomate un chupito cada vez que alguien diga "english magic." 
Ya está. Os puedo jurar que os espera la cirrosis.



Sense8: ¿Os acordáis de cuando Heroes molaba? ¿Esa primera temporada? Los Wachowski también. Y nos traen esta nueva serie para Netflix (Que son más majos que las pesetillas) en la que mantienen el misterio, el escenario global y los personajes trabajados e interesantes. Para aquellos que tengan interés, la fotografía de esta serie me encanta. No solamente huyen del cliché de "siempre es de noche porque esto es todo mu tenso" sino que con un sabio uso del color identificas de un simple vistazo cada parte del mundo en la que está ocurriendo la acción. Yo voy por la mitad y me estoy relamiendo, oiga.



No Offence: ¿Como escribir una serie policiaca con protagonistas femeninos buena? Creas unas protagonistas buenas en sus especialidades, pero que tengan defectos que deban superar. Ya sabéis, como si fueran personas

No Offence nos lleva por los casos y el día a día de una comisaría de Manchester, con sus luces y sus sombras. A veces es increíblemente graciosa. Otras, brutal. Y sí, la capitana, la detective y la sargenteo son mujeres. Y de forma totalmente original, a nadie le importa una mierda. Ni una vez el jefazo jefacísimo le dice a la capitana "nunca debieron poner a una mujer en este puesto" ni chorradas por el estilo. Cuando a una de ellas la ascienden y un compañero duda de su capacidad, no es porque sea mujer, sino por la inseguridad del personaje en concreto. Todo el mundo respeta a la capitana porque es jodidamente autoritaria y jodidamente buena en su trabajo. Y punto. Y me encanta.



Ballers: Dwayne "the Rock" Johnson es asesor fiscal. Esta frase, que no es nada atrayente, es el vehículo por el que nos llevan en un tour por la vida de jugadores de futbol americano profesional. Básicamente, es el Séquito pero con el futbol americano. Pero Dwayne es capaz de levantar cualquier cosa, y no por su físico. Salga donde salga parece que se lo está pasando de muerte. Es tan jodidamente carismático que no puedes evitar esperar que triunfe. 



Unreal: Unreal nos lleva entre bambalinas en un reality show tipo The Bachellor, de la mano de una de las mayores hijas de la gran perra que jamás se han visto en pantalla. Y aunque ella nunca quiere tomar la opción inmoral, al final, oh sorpresa, acaba jodiendo hasta al apuntador. Nadie se considera a si mismo villano, y ella no es la excepción.

Pero la gracia del asunto es ver como cortan, recortan, provocan y llevan a los mayores extremos a las concursantes de este inhumano concurso de carne para conseguir las tomas más denigrantes, furiosas y reconducir la narrativa del programa a donde ellos quieren. Humor del negro por un tubo.



The Brink: La comedia de este verano, de largo. Ante una crisis que podría desencadenar la tercera guerra mundial, un ministro de asuntos exteriores que se tira a todo lo que se mueve, un funcionario en la embajada de Islamabad y un piloto de cazas que trafica con drogas entre sus compañeros se ven envueltos en una mezcla de diplomacia, caos y estupidez que hará que sueltes una carcajada. Palabra.

Admítelo, tú también habías olvidado lo mucho que mola Tim Robbins.



Mr. Robot: Y si The Brink es la mejor comedia del verano, Mr. Robot es la mejor serie del verano. En Mr. Robot conocemos a Eliott, un analista de seguridad para una empresa de software que por las noches urga en la red los secretos de todo aquel que se cruza por su camino hackeando todo aquello que le llama la atención. Hasta que otro hacker llamado Mr. Robot se cruza en su camino, con un plan para acabar con una de las mayores corporaciones del mundo. Corporación cuya seguridad lleva su empresa...

Aunque la premisa está algo vista, no es lo importante. Lo importante es ver el mundo a través de los ojos de Eliott, un extraño entre humanos que no comprende intentando desesperadamente pertenecer. Y por una vez, algo sobre hackers no da vergüenza ajena. Nada de "voy a entrar en el pentágono, a base de aporrear muchas teclas." El lingo es correcto, nadie sale corriendo para empujar la palanquita que escarifurcia los minurtios que activan la defensa contra ataques de internet. Las consolas de los terminales no tienen representaciones 3D de los archivos. Han hecho los deberes.

Si solo podéis ver una serie de esta lista, ved esta.

Pero que hermoso verano, joder... Oye, y si se me ha perdido alguna, ponédmela en comentarios.


PD: De Wayward Pines solo he visto el piloto, así que no me pronuncio. ;-)

2 comentarios:

Josemaria dijo...

Real Humans (Äkta människor) es una serie danesa que va por su segunda temporada muy inquietante acerca de las relaciones hombre-maquina en un futuro cercano.

Mugen dijo...

Está todo el mundo que no caga con sense8 así que habrá que verla!