31 mayo 2013

Cliffhanger Rosa



Está claro que el verano trae muchas cosas buenas: las fiestas del Orgullo Gay, el Circuit, los chulos ligeritos de ropa enseñando el resultado de sus ciclos una vida sana y equilibrada... pero no nos engañemos: para los que, aparte de ser gays, somos frikis, el verano, además, significa que estamos jodidos.

Las series llegan a su fin y toca esperar hasta septiembre.
Cliffhanger en nuestras vidas durante tres meses.

Pues sí, salvo alguna notable excepción como True Blood, la época estival trae consigo una tremenda sequía de ficción televisiva, así que, cuando el panorama que nos espera parece ser desolador en este campo, lo mejor que podemos hacer es echar la vista atrás.

¿Cuáles han sido las series que más nos han impactado, para bien o para mal, a la comunidad LGTB- friki?



Once Upon a Time


Érase una vez... una gran expectativa. 
Reconozco que tengo debilidad por esta serie. O la tenía.

Y es que cuando logras algo tan difícil como que una serie te remueva algo por dentro, te emocione y te haga recuperar la esperanza en el Amor Verdadero y en todas las cosas bonitas de esta vida, adquieres la gran responsabilidad de tener que mantener el nivel.

Claramente, la segunda temporada no lo ha conseguido. Puede que el fallo haya estado en haber resuelto la cuestión de la Maldición al final de la primera temporada, restando así algo de interés en la trama. Eso, además de la clara falta de rumbo en la que han caído los guionistas, ha hecho que OUAT pase a ser de una serie maravillosa a una entretenida, sin más.

De lo que no hay duda es que Lana Parrila es la que consigue salvar un poco la situación. Regina, esa mezcla entre mala de culebrón y diva pop nos sigue volviendo locos.


Revenge

Con el permiso de la anterior, Revenge es la serie reina de los cromas. Y un croma nunca está de más.

En esta segunda temporada nos han convertido a Nolan, el gay oficial de la serie, en un bisexual enamorado hasta las trancas de su secretaria (¡vivan los clichés!), cosa que ha quedado de lo más forzado e innecesario.

Aparte de eso, la serie comienza a delatar un exagerado estiramiento de una trama que no da para mucho más y que esperemos que llegue a su fin en la tercera temporada. No aburre en absoluto, pero es que aquí la que menos importa es Emily Thorne, porque todo el mundo tiene ya su propia venganza y hay que ponerse a la cola.

Eso sí, las escenas de diálogo entre Emily y Victoria Gayson son antológicas.
Hay quien ve incluso tensión sexual no resuelta...


The Vampire Diaries


Hace algún tiempo, Kevin Williamson expresó su deseo de introducir un personaje gay en la serie, aunque a día de hoy la homosexualidad parece estar erradicada de Mystic Falls. Podríamos entrar en el debate de si realmente es necesario que haya un representante de la comunidad LGTB en todas y cada una de las series. Cierto es que todo lo que nos haga más visibles, bienvenido sea, pero a veces parece que la inclusión de personajes gays o lesbianas sea un tributo que haya que pagar, perdiendo así la naturalidad que debería tener implícita.

En cualquier caso, lo que queda claro que en Mystic Falls todo el mundo va al gimnasio...


¿Y tú? ¿Qué serie habrías incluído?

1 comentario:

Chico Tocsico dijo...

Qué bien escribe mi Proudy!
Y menos mal que has claudicado con lo de OUAT!!!!