02 abril 2013

The Walking Dead: Welcome To The Tombs (S03E16)



Una temporada más de The Walking Dead que se termina, con un final muy espectacular aunque mitigado por lo bucólico de las últimas imágenes...

Nos habíamos quedado en la guerra más que declarada entre los habitantes de la prisión y los de Woodsbury y estaba claro que la tensión tenía que estallar después del primer ataque del Gobernador y las ganas de represalias de Rick. Andrea, en medio de todo este lío intenta calmar los ánimos por ambos lados e incluso consigue que Rick se reúna  con el Gobernador pero sin terminar de aclarar nada, a menos que le entreguen a Michonne. En ese caso, estaría dispuesto a dejar a los habitantes de la prisión en paz. Al final Andrea se da cuenta de a quién debe ayudar e intenta llegar a la prisión para avisar a Rick y los suyos sin conseguirlo, ya que el Gobernador la intercepta y la hace prisionera. 



Merle es el que se encargará de entregarle a nuestra chica de la katana al Gobernador pero un traspiés con los caminantes hará que cambie de opinión y decida redimirse, con un final bastante poco afortunado para él, sobre todo porque viene de la mano de su propio hermano...

Andrea está atrapada con Milton, el ex ayudante del Gobernador, medio muerto que termina por convertirse en zombi y ella tendrá que darlo todo si quiere salir con vida. 

En la prisión, los atacantes terminan por ser los atacados ya que a pesar de que los simpatizantes del Gobernador creían que la prisión estaba vacía no era más que una emboscada y tienen que retirarse perdiendo a varios miembros. Cuando el Gobernador se indigna por este giro de los acontecimientos decide él mismo acabar con casi todos los habitantes de Woodsbury que le habían acompañado en esta misión suicida. Menos Karen, que es rescatada por Rick, Daryl y Michonne. La llevan a Woodsbury en busca del Gobernador y allí son recibidos por  Tyreese y Sasha que les ayudarán a encontrar a Andrea, que finalmente ha sido mordida por Milton y termina por quitarse la vida ella misma.



Carl sigue teniendo recelos hacia su padre y no ve con buenos ojos su decisión de dejarle apartado de la acción: él ya ha dejado de ser un niño. En el final del episodio vemos como los habitantes de Woodsbury que no habían participado en el ataque a la prisión son recogidos por Rick y los suyos para vivir todos juntos en la prisión.

Pero... ¿Y el Gobernador?

Pues tendremos que esperar hasta la cuarta temporada en octubre para saber qué ha pasado con él. 





No hay comentarios: