16 noviembre 2012

Pajarillo

Ayer fue en Madrid la presentación de la nueva novela gráfica de Aitor Saraiba:  "Pajarillo". La cual fue un éxito, me voy a atrever a decir inesperado. Y no porque no lo merezca ni el autor ni la obra sino porque quizás tenía yo la idea, afortunadamente errónea,  de que sería algo más minoritario.
 
Imagen del acto, robada al Facebook de Aitor
 Y es que con esta nueva obra Aitor ha establecido claramente que ese estilo tan personal, que ya comentamos cuando hablamos de la anterior "El hijo del legionario", es la vez la mejor manera de llegar a un público cada vez mayor: la honestidad brutal tanto del dibujo como de la narración, esas pinceladas de algo que se podría denominar realismo mágico pero manteniendo un hilo narrativo tan franco que parece que son confidencias sobre dos tazas de café. De hecho un acierto de la editorial Edicions de Ponent, es apostar por una presentación de calidad que aumenta la sensación de veracidad, de ser un poco voyeur y haberte encontrado con un cuaderno en el que alguien iba plasmando sus sentimientos durante un viaje y se lo ha dejado olvidado en sus prisas por salir de ese avión que tantas sensaciones ha contenido.

Y es que en esta obra, el hilo argumental es el viaje de regreso a España tras el final de una historia de amor. Un vuelo Los Angeles - Madrid en el que el protagonista, el propio Aitor, no solo recuerda dicha historia sino que nos sigue desvelando mas facetas de su vida, del mundo del arte, de la siempre presente música y sus influencias literarias, de la fortaleza que reside en supuestas debilidades y sobre todo de la constante del cambio personal. Y es que me sigue maravillando como a través de la una historia de (des)amor tan, tan particular es capaz de llegar y tocar a tanta gente... y es que tiene un don para llegar a lo universal desde lo individual que es de quitarse el sombrero.

En definitiva una obra que hay que añadir a la estantería sin dudarlo.
"...por muy pequeño que te sientas pajarillo, por muy densas que sean las nubes, o larga la distancia, nunca, pajarillo, nunca dejes de volar."

2 comentarios:

Chico Tocsico dijo...

Yo habría puesto un buen culazo al final del post para compensar tanta ternura...
... es broooooooooma! XD
...

bueno, no.
...

que siiiiiii!!!!
Yo descubrí el hijo del legionario gracias a tí y realmente me pareció algo especial. Gracias por mantenernos al día!

Soliloco dijo...

Pues fíjate lo bueno que tiene que ser para que ponga yo algo tierno! ;)