24 octubre 2012

The Walking Dead: Sick (s03e02)


Seguimos con bien de gore y con bien de muertos. Porque ya no sabemos si los zombies (los caminantes) son los que están muertos o el grupo de Rick está muerto por dentro al demostrar una total deshumanización y una falta de piedad y sentimientos a la hora de enfrentarse a lo que tienen delante en la cárcel. 

Porque la cárcel aparte de estar infestada de zombies, que no parecen dar demasiados problemas a la hora de ser liquidados, tiene otros ocupantes: los reclusos, como vimos al final del episodio de la semana anterior. Y a Rick le surge una duda: Si están encerrados, ¿han de confiar en ellos? ¿No podrían ser violadores, asesinos o perturbados? 
Rick hace un trato con ellos: la comida que les queda la compartirán a cambio de que ellos vayan limpiando la cárcel de zombies pero sin que se metan en sus asuntos y por supuesto, sin que se acerquen al grupo de Rick. Y es que los presos, al estar encerrados no saben que ya no hay móviles, ni ordenadores, ni médicos, ni policía, ni nada de nada. De hecho creen que el grupo de Rick termina en la cárcel por haber atracado un banco. 
Pero por mucha buen fe que quieran tener en el grupo de los presos la cosa no sale como creían y ante la falta de solidaridad frente a uno de los ataques zombi, Rick ha de tomar una (drástica) decisión en cuanto al grupo de los presos. 


Mientras tanto, Herschel sigue agonizando después de que Rick le cortara la pierna como el carnicero de tu barrio te pondría alitas de pollo para la cena y Carl se dispone a ayudar. La evolución de este personaje es de lo más interesante ya que nos es casi imposible verle como un niño, vista su frialdad y su manejo de la pistola, pero no todos están de acuerdo con eso y siguen reprochándole el que sea tan entrometido en las cosas de los mayores. 

El grupo está claramente enfocado a la supervivencia, ya no valen noñadas de relaciones familiares o sentimentales (la reacción de Maggie a la agonía de Herschel es prueba de ello) y cada vez parecen menos humanos y más máquinas de matar.

Pero yo me pregunto: Si mi vida estuviera en constante peligro y hubiera visto más horrores en 4 meses que los que pudiera soportar en mil vidas, ¿no terminaría por levantar un muro a mi alrededor para blindarme de todo el dolor que todavía queda por sufrir? ¿Crees que Rick está actuando de modo correcto o que se ha convertido en lo que más temía: Shane?




No hay comentarios: