25 octubre 2012

El FUTURO no es de nadie.

 Queda nada para el fin del mundo, y por supuesto, para que Paco Rabanne nos deleite con otro ataque de milenarismo radical como el que protagonizó a finales de 1999. Nosotros llevamos preparándonos para ello desde hace bastante tiempo, concretamente desde 1984, tomando nota de la represión social retratada por Orwell. Pero eso "solamente" era una novela, y distaba de lo que realmente estaba ocurriendo en la realidad.

En 1984, en un callejón lleno de mierda, apareció un chulazo envuelto en rayos (y depilado cosa mala) dispuesto a acosar a una camarera peinada con un mullet y que respondía al nombre de Sarah Connor.
Decía venir del futuro, concretamente del 2029 (o sea que los Mayas se equivocaron), una época en que las máquinas tomaron el control sometiendo a la humanidad a un esclavismo sin precedentes.
Estas máquinas, conocidas como los Terminators, evolucionaron todo y más,pero sin duda, estaban equivocadas. Sarah Connor, y su hijo, merecería un #QQCCMH.



6 años después, en 1990, a principios de la década menos productiva culturalmente y que vio nacer a Britney Spears, aparece de la nada otro señor del futuro. También desnudo, calvo y al que se le cae el
moco como síntoma de que está como una regadera. Se llama James Cole. James Cole dice venir del futuro, o sea que está en el pasado, pero para él, 1996 es también el pasado, aunque para la gente de 1990 sea el futuro. En fin, que James Cole, con su cordura puesta en duda, nos advirtió que entre 1996-1997, un virus LETAL asolaría la raza humana.
Según James Cole, la culpa de todo era del ejército de los "12 Monos".



En 1999, superada la pandemia anunciada por James Cole que no se cumplió, los humanos decidimos pasárnoslo teta con videojuegos de verdad. Para eso había que recurrir a camellos de bajos fondos como Lenny Nero, que te vendía unos mini-discs chulérrimos con emociones reales grabadas a gusto del cliente. Sexo, putas, drogas, atletas, asesinatos... realidad aumentada directamente a la sesera. No obstante, a puertas del efecto 2000, los tecnofóbicos lo usaron como herramienta chunga para crear el mal, así que al final los mini-disc, como todos sabemos, no llegaron a buen puerto, eran "Días Extraños". Eso sí, el cambio de milenio en Time Square fue la bomba.





De aquí a 6 años, en 2019 cuando Japón y USA decidan jugar un poco a ser Dios, se va a liar gorda y quizás los Mayas tengan razón. Por un lado, en Neo-Tokyo, experimentarán con drogas sobre niños. De forma clandestina pero con el apoyo de mafias gubernamentales y la fuerza militar como escudo.
El resultado originará un fanatismo religioso que rendirá culto a un tal "Akira", y un adolescente con suficientes problemas de autocontrol como para no pasar un cásting de Gandía Shore. El chaval se llamará Tetsuo.


Al otro lado del planeta, la Tyrell Corp., que es superpotente pero ni
tiene ni Twitter ni web, creará una serie de androides retando lo que antes os he dicho de
Sarah Connor y sus desventuras con mecanos del futuro. Como el nombre de Terminator está registrado por Skynet, la Tyrell Corp. los ha llamado Replicantes.
Como siempre, la tecnología gozará de una obsolescencia programada y lo replicantes se volverán agresivos contra el ser humano. Afortunadamente tenemos un cuerpo de policía preparado para ello. Cada uno de estos agentes del orden, responden al nombre de "Blade Runner". A estas alturas,os podréis imaginar que Apple habrá dicho que la tecnología falla porque no es de Apple y que, "oh, wait", estamos hablando todo el rato de Androides.

Con todo esto a nuestras espaldas, es más que probable que en 2027, el ser humano padezca la mayor de las pandemias. Ni máquinas, ni virus creados por los "12 Monos", ni autómatas genocidas... no. El ser humano se enfrentará la infertilidad. La especie humana morirá lentamente al no poder engendrar nueva vida humana, y pobre de aquella hembra que geste un bebé en su vientre, porque será usada de moneda de cambio. En esta época será vital El Proyecto Hombre, que luchara por los "Hijos de los Hombres".




En 2029 estarán los Terminators tal y como hemos dicho.

Al fin y al cabo el valor humano es importantísimo, por eso vemos hasta normal, incluso defendible, que el gobierno apueste por los "Minority Report", o lo que es lo mismo, un sistema que prevenga a la sociedad de delitos en potencia. Hablemos de asesinatos, o actos terroristas. Lo más normal es que lo acaben utilizando para evitar actos incómodos como tomar el Congreso, tomar las calles, o cosas por el estilo. Algo me dice que, al estar hablando de tecnolohía, hablamos de fallo en potencia. Si podemos hackear cualquier cosa, más fácil me lo pones. Y más en 2054.





No obstante, no será hasta 2074 cuando POR FIN podamos hacer lo quesiempre hemos querido hacer. Viajar en el tiempo. Por supuesto, con el minorityreportismo aún vigente, los viajes en el tiempo se utilizarán como un sistema poco ortodoxo, y bastante camuflado, de la pena capital.
A esto de enviar cuerpos al pasado para no dejar rastro, se le llama efecto "Looper".





Nosotros poco podemos aportar más. Por supuesto sabemos del espionaje corporativo a manos de los "Cypher" que probablemente debe estar en activo entre las principales desarrolladoras de telefonías móviles y tablets del mercado actual, o que en nada se aprovechará las siglas celulares para crear un darwinismo genetista llamado "Gattaca", o cuando los mercados de la Eurozona se aclaren y vean que un rescate
no se puede pagar con pasta, nos harán pagar con tiempo. Más o menos como ocurre ahora, que vivimos "In Time" de no tener horas suficientes al día.
Pero no os preocupéis, siempre podréis relajaros con un viaje a Marte gracias a "Total Recall", tiempo...

4 comentarios:

Chico Tocsico dijo...

jo! que post más currado! felicidades!!!

Tony Tornado dijo...

Best timeline EVER! Y el título es genial genial. ¡Viva Dorian!

QuijoteExiliado dijo...

Solo puedo decir RABO!!!!

ace76 dijo...

Sólo he echado en falta una referencia a cuando las galletas Soylent Green empiecen a copar el mercado... :-D