09 marzo 2011

#apoyoangelsala

En 2009 ocurrió ESTA COSA decidida por un gabinete de supuestos intelectualoides. 
Hace unos días, un gilipollas protagonizó ESTA NOTICIA.
La bomba del pasado finde fue ESTA.

Lo que me lleva a plantear si vivo en 1984.

En el pasado Festival Internacional de Cinema, yo estuve en la sesión de madrugada en la que proyectaban "A SERBIAN FILM" de  Srđan Spasojević. A mí NADIE me obligó a ir a verla. Es más, antes de empezar, se nos invitó a abandonar la sala por lo cruda que podría llegar a ser, incluso nos dijeron que nos devolverían el importe íntegro de la entrada. Por supuesto, nos quedamos.



Tampoco NADIE me obligó y manipuló para que la peli me gustase. De hecho, a mí no me gustó nada. Y ojo, no es una mala película. Está bien rodada, técnicamente cumple de sobras, está bien interpretada y... oh vaya...tiene un error: TE LA CREES.

Y ahí está el problema. ficción es ficción. El cine es el arte del engaño por antonomasia, y aunque su director diga que es, pues yo no me lo creo, y veo que es un hábil ejercicio de provocación, algo que no critico en absoluto, porque cualquier categoría artística, lo que intenta, es mover algo en nuestro interior, causar un efecto. En mi caso, se me giró el estómago y me dolió varios días, y a nivel sexual... bueno, fue bastante hardcore.

El arte no tiene por qué ser bello, pero lo que más me preocupa es  tener que pensar si, a este ritmo, vamos a tener que volver a ir a Perpignan a ver películas prohibidas,

En fin, twitter tiene las respuestas si seguimos el impagable Trending Topic que da título a este post.

2 comentarios:

Goku_Junior dijo...

Imbéciles y gilipollas los hay en todas partes y desde que tenemos a esta ministra de "cultura" ya no te digo ná.

MM de planetamurciano dijo...

Es todo tan ridículo ke da risa sino fuera porke sienta un precedente con el ke hay ke echarse a kemar.
Vi un "debate" donde no sé kien de Harteoir echaba espumarajos con alguien de Intereconomía sobre la peli y por supuesto, lo relacionaban con el tripartito; me tuve ke frotar los ojos como varias veces.