21 octubre 2009

Las Estrellas Mi Destino: All-Star Superman

Grant Morrison es un genio como hay pocos en el cómic mundial. Es un dios entre los hombres, mientras que la mayoría de creadores comienzan a andar con dos piernas el es el big bang mismo, la mutación salvaje, el salto evolutivo, el siguiente paso. Solo entre las tres paginas de conversacion con Leo Quintum en el primer numero de All-Star Superman asistimos a un derroche de conceptos que superan lo interesante, tramas apabullantes e ideas explosivas que Morrison desperdicia y lanza a la basura. Porque ideas tiene muchas y sabe como llevarlas a buen puerto. Aun así y para mi gusto su obra ha sido lastrada por los pésimos dibujantes que lo han acompañado y que no han permitido que su andadura en JLA o New X-Men haya sido mas mítica de lo que es.



Por suerte para el planeta Tierra esta All-Star Superstar, obra magna del cómic que hace nada aparecía publicada por Planeta enterita en un precioso tomo en tapa dura y que debe poseer todo el mundo. Doce números de maravillas escritos por Morrison e ilustrados por Frank Quitely. Como tiene que ser. Continuidad cero y tabula rasa, Morrison hace el Superman que quiere que es irónicamente mas Superman de lo que se puede leer desde hace... no se... ¿20 años?



El argumento es en teoría simple, Lex Luthor urde un plan malvado para llevar a Superman al centro del Sol donde las células de Superman se sobrecargarían matándolo. Ese Superman sobrecargado es mas fuerte, mas rápido y mas todo, tanto, que empieza a desarrollar nuevos poderes y su inteligencia y curiosidad hasta limites insospechados. ¿Sabes que desarrolla también? Su miedo a la muerte porque por primera vez, Superman se siente tocado y hundido. El mas grande de los dioses se enfrenta a su crepúsculo. Ese es uno de los dos grandes temas que trata esta obra, la fragilidad del ser humano, el miedo a la muerte y el fin de la existencia. No ya desde el punto de vista de Superman sino también desde el punto de vista de Lois y Luthor, dos de las mayores constantes de la vida del héroe que se plantean el no envejecimiento de el hijo favorito de Krypton. Por otro lado la maravilla en toda su extensión recorre todas y cada una de las paginas del cómic, unas historias sin techo, mas grandes que el mismo universo, a la medida de Superman y de Morrison. Unos héroes capaces de lo mas grande y lo mas pequeño y todo maravillas. En el prologo Mark Waid cuenta que su momento preferido es cuando se sitúa detrás de una suicida y le dice "eres mas fuerte de lo que crees". Yo creo que el numero que tiene lugar en Smallvile, del que no voy a hacer spoilers, es la joya de la corona.



The tallest man, the broadest shoulders.

4 comentarios:

Jordi dijo...

Muy buena la reseña y muy bueno el All-Stars.
Felicidades por este blog, hoy me he decidido a escribir un comentario después de leeros hace ya un tiempo. Seguid así!

Goku_Junior dijo...

Joder, si ya tenía ganas de leer este tomo ya has terminado de rematarme. Superman es un gran personaje con el que se pueden hacer historias muy buenas (Para todas las estaciones del odiado Loeb o la etapa de Geoff Johns para superman al completo, es buenisima) aunque muy pocos han hecho que me interese por sus historias.

Al parecer Morrison hace lo que pocos han hecho y encima con un gran dibujante. Aggg! y mira que no habermelo regalao nadie pa mi cumple... bueno, navidad esta cerca xD

Fido dijo...

¡Tres hurras por la peazo de reseña!
Eso, y que All-Star Superman debería ser asignatura obligatoria en las escuelas.

Soliloco dijo...

Morrison es el único que se merece un sitio a la derecha de Dios (Moore) sin discusión alguna

Gran reseña y el que no se lo haya leido.. 20 latigazos!