09 febrero 2008

Si es que las visten como putas: Hombre Maravilla (vestido por mi peor enemigo)

El ser un superhéroe es algo muy serio: está lo de salvar vidas, trabajar en aras de un “bien común”, contribuir a la comunidad, blablabla… Vamos, lo de “un gran poder conlleva una gran responsabilidad.” Eso es evidente. Y lo de mostrar respeto por los muertos también es una de las leyes no escritas de urbanidad.

El problema está cuando has muerto y resucitado tantas veces que ya directamente te has sacado un bonobús, Caronte te trata de tú y te llama por tu nombre de pila. Si a eso le unimos que ciertos héroes padecen daltonismo, se dejan aconsejar por William Baker a la hora de vestir o, simple y llanamente, son amiguísimos de Francis Montesinos… Ahí empieza el problema.

Simon Williams, aka “Hombre Maravilla” o “Wonder Man” según le dé al editor lo sufre (amén de las hemorroides en silencio) por partida doble: tener un gusto pésimo al vestir y escuchar a gente mala-malísima a la hora de combinar colores. Moraleja: nunca te fies de un tío que lleva un pasamontañas púrpura con corona incrustada cuando te ofrezca un uniforme con superpoderes:

Versión 1.0


El traje en sí parece confeccionado por una mariquita-rubber de tres al cuarto que, encima, para darle un toque arty al uniforme va y le añade en macramé unas oscilaciones que parece las curvas ésas que nos hacían en la caligrafía del colegio. En dos palabras: zarra-pastroso.

Versión 2.0




Cuando ya creíamos que no era superable, parece que Henry Pym le prestó dos o tres accesorios de su antiguo traje de Goliat y nos sorprendió con este bonito atentado paisajístico… Una cosa es evidente: si quieres marear a tu enemigo antes de soltarle un mamporro, lo has conseguido.

Versión 3.0


Pasaron los años. Y del verano del amor pasamos a la época disco… Evolucionar, evolucionó bastante. Pero que alguien le explique a éste hombre qué es el spándex, la licra y las partículas inestables. Que salvar al mundo con una chaqueta de safari y un jersey 100 % lana virgen no es algo muy de reseñar.

Eso sí. Es evidente quién era su ídolo en esas fechas: Burt Reynolds.

Versión 4.0


Ya vamos por el afianzamiento de la “marca de fábrica”: la uve doble cruzando en medio del pecho y los bíceps al aire. Mantiene la chaqueta, pero porque es todo un caballero y así podrá tapar a Tigra cuando a la pobre se le empitonen las ubres…

Versión 5.0


En esta época, Simon Williams recuperó su pasado rubber pero le dio por abrir nuevos horizontes. Pasamos de la goma pura y dura al neopreno del traje de submarinista… y nos vamos acercando a…

Versión 6.0


...la era Stallone- Schwarzenegger: cara cuadrada, pose de encefaloplano, corte de pelo militar y una mísera camiseta de tirantes que oculta poco su hombría. Y Wanda con el tutu a flor de piel, pidiendo salsa…

Versión 7.0



¡Los peligrosos años noventa! Donde todo superhéroe que se preciara llevaba una pistola diez veces más grande que su tamaño y una cazadora "Top Gun" y/o gabardina "Phillip Marlow": Gámbito, Pícara, Cristal… ¡Hasta el Caballero Negro!

No es el caso que nos ocupa ahora, pero sí que sucumbió a la moda de llevar chorrocientos bolsillos… ¿para qué, para guardar el carnet de los Vengadores, las llaves del descapotable o los kleenex? Que digo yo que un maromo dotado de energía psiónica no necesita surikens ni estrellas errantes, ¿no?

Versiones 8.0 y 8.1


O la última hasta ahora. Personalmente he de reconocer que es la que más me ha gustado: ¡esto sí es un ectoplasma y no lo de Karmele Marchante! Incluso la versión flesh&blood es bastante pasable, visto lo visto.


Pero tranquilos, que seguro que el futuro nos depara sorpresas. Porque si tu hermano está tan mal como para cortarse un brazo e implantarse una guadaña, y tus congéneres no creen mejor sitio donde guardar tus pauta cerebrales que un androide piel roja que viste de verde limón y amarillo papaya, todo es posible...

3 comentarios:

Sota dijo...

Pues (quitando las gafas) a mi la versión 3 no me parece mala del todo...

Tony Tornado dijo...

pues ha vuelto a la versión 3.0---
A pesar de que la Avispa se metió con él e intento diseñarle un traje nuevo.

Yo me quedo con los noventa, la verdad.

Sr_Skyzos dijo...

*Sota: Es que de la versión 3.0, cada vez que lo veo me acuerdo de la camisa hawaiana de la Bestia y no hay color...

*Doble Té: A tí te pone el S. W. de los noventa, cari.

Y cualquier diseño de la Avispa merece la muerte, por lo menos los primeros, porque vaya modelitos que llevaba ella.