09 diciembre 2007

CHULAZOS EN VIÑETAS: PUNISHER

Ahora no me vengas con que no te ponen los malotes. Que sólo te gustan los chicos sensibles, los héroes noblotes y las fotocopias de Brandon de Sensación de Vivir. NO ME LO CREO!

Y si el malote tiene pinta de musculoca y encima está en un límite muy fino de lo que separa la locura con la cordura (ays, esos tíos que nos vuelven locos...), tienes al tío perfecto. Y ese no es otro que Frank Castle, EL CASTIGADOR.

Así atado no te me escapas, Frank. Eres mío!

La nueva serie del Punisher, Punisher War Journal, pretende volver a contar con el Castle más Castigador, sobre todo con los supervillanos, pero además, aplicando su particular concepto de justicia.

Este personaje nació como un Batman oscuro que perdía a su familia tras haber estado en Vietnam y decidía ajustar cuentas a los malos his way...

Pero en la serie que se publica en el sello MAX, para lectores adultos, de Marvel, la cosa va más de narcotraficantes, de guerrillas y de cosas que se me antojan mogollón de aburridas para un mundo de ficción. Para eso ya tengo el telediario, gracias.


Nene, ¿no te habré visto en alguna carroza del Orgullo?



Y la serie de la que quiero hablar es la nueva serie que se sacaron de la manga a raíz de la ya terminada Civil War en la que volvemos a toparnos con la adoración que siente Frank por el Capitán América (el de verdad y el concepto de lo que representa). Y esto tendrá mucha importancia en la serie, porque imagino que a estas alturas ya no es spoiler decir que el Capitán América ha sido asesinado y que el símbolo de América no puede estar mucho tiempo desaparecido, esté quien esté vistiendo el traje.

La serie está muy bien llevada y aunque sólo han salido 3 números en nuestra piel de toro, son de estos dobles, que te cunden un poquito más que una visita al baño. Y es que Matt Fraction sabe construir historias creíbles, a pesar de saber todos que en nuestro mundo no hay supers y el dibujo de Ariel Olivetti me tiene totalmente fascinado.

Mezcla el pulp con el arte pop de manera muy medida pero tampoco perdemos nunca de vista que estamos ante un cómic, aunque mucho más preciocista que otros eso sí. ¿Y eso no choca en una serie en la que un chulazo de impresión va cargándose a peña? Pues claro, de ahí que el contraste sea todavía más impactante.


El Punisher y Bucky -Soldado de Invierno- Barnes.
¿Quién será el próximo Capitán América?



Ya en los primeros números, nuestro ¿héroe? se carga a el Zancudo, de los personajes más ridículos creados en los setenta, cuando todavía fumaban porros antes de ponerse a dibujar un cómic. Pero no contento con esto, se presenta en el funeral de alto villano y monta una que todavía me estoy estremeciendo...

Porque Castle cree que sus métodos son acertados. Cree que tiene razón en deshacerse de esa manera de la escoria de la sociedad. Que está ayudando a crear un mundo mejor. ¿Pero a qué precio?
Uys, este rollo musculocas patrióticas me recuerda a un ex califroniano que tenía yo...

En esta serie, Frank no sólo ha vivido Civil War y sus consecuencias, sino que se mete de lleno en La Iniciativa y más tarde en World War Hulk, el próximo crossover que nos espera a la vuelta de la esquina. Es decir, que por fin han encontrado a unos autores que han sabido dotar de sentido la existencia de Punisher en el Universo Marvel. Y yo que me alegro, oiga.

Te iba a cachear yo de arriba abajo.
No iba a quedar nada por mirar, asín te lo digo...


Y cuando te digo que te estás perdiendo una gran serie, entretenida como pocas, dale la razón al Tito Tornado, que sé lo que me digo.
¿Será verdad que el cómic está viviendo una segunda época dorada?

6 comentarios:

Sota dijo...

El dibujante es el mismo que el de Marshall Law?

Es más, el dibujante no se ha dado cuenta de que esas masas de músculo son anatómicamente imposibles? Que alguien así no se podría mover? Cuanto daño hizo ROB!

Proudstar dijo...

El personaje nunca me ha llamado la atención, pero has despertado mi curiosidad. Habrá que darle una oportunidad.

Y a mí, tan tan musculados, no me gustan, la verdad.

Fido dijo...

No hace falta que se mueva él. Ya lo hago yo, Frankie. Y la serie es lo más divertido desde los primeros tiempos de Lobo.

Soliloco dijo...

La verdad que por mucho que me guste mi tito Castle, y la buena pinta que tiene la trama... ese dibujo me echa patras patras...

Josetxo dijo...

Hace ya algunos años que sigo las desventuras de Frank y, no podía ser menos, estoy siguiendo la saga "Diario de guerra". Lo cierto es que nunca me ha gustado que mezclaran a Frank con superheroes con poderes especiales (por aquello de pensar que lo que hace el casti es lo que podía hacer cualquiera de nosotros si tuvieramos la regla y una cuenta abierta en la farmacia de la esquina) pero he de reconocer que Olivetti se sale dibujando un Punisher tan musculado. A mi me mola porque para ver cuerpecillos ya tenemos a Thomas Jane.

Txema dijo...

A mi me gusta el hecho de que Punisher vea a los superheroes como pobres ignorantes que solo quieren autojustificar el hecho de que tengan poderes. Os recomiendo el tomo "La conjura de los necios", el crossover Frank, Spidey, Logan, Daredevil, y un invitado sorpresa.
Punisher no forma parte del mundo de los superbobos, y queda claro cuando se enfrenta al zancudo, el zancudo pretende rendirse, que poquito conoce a Frank...